Aunque no será candidato presidencial, el empresario Álvaro Noboa hará campaña junto con los aspirantes a asambleístas del partido Adelante Ecuatoriano Adelante (AEA), que se fundó de las cenizas del desaparecido Prian. El grupo espera que esa figura “arrastre” a las listas y logren captar al menos 20 curules, según Sylka Sánchez, quien regresa a la política encabezando la nacional.

¿Qué propuestas lleva su partido a la Asamblea?
Primero, una enmienda constitucional basados en el artículo 442 de la Constitución, queremos que cesen las funciones de todas las autoridades electas por el Consejo de Participación Ciudadana. Este organismo no es imparcial, ha sido cuestionado. Y también buscamos una reforma de la institucionalidad del país.

¿Cuál sería la vía?
Aplicaríamos dos vías: hacer la reforma con el apoyo de la tercera parte de la Asamblea, que estamos convencidos de que habrá una sorpresa y el Gobierno no tendrá mayoría, la oposición está de acuerdo con tramitar este proyecto en dos debates con 90 días de diferencia y luego una consulta; o con un referéndum, con el respaldo del 8% de firmas ciudadanas del registro electoral.

¿Y la oposición se uniría para recoger estas firmas?
Ya tenemos experiencia en esto, nos hemos dado cuenta de que la ciudadanía apoya un cambio; sabemos que podríamos conseguirlas fácilmente. Estamos seguros de que tendríamos el apoyo de la oposición.

Y en el plano legislativo, ¿qué plantean?
Una reforma al Código Orgánico Integral Penal para que se derogue la tabla de consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas que ha hecho que la droga se legalice en el país. Es un ataque directo a la familia. Todos los colegios están invadidos por el microtráfico y como los jóvenes no tienen oportunidad de estudiar en la universidad y no hay trabajo, es un caldo de cultivo para la delincuencia. También reformas a la Ley de Educación Superior, la de Seguridad Social y otras.

¿En qué enfocarán la fiscalización?
Queremos fiscalizar los casos de la cocaína enviada en la valija diplomática, el 30 de septiembre, el crédito al argentino Gastón Duzac, el ‘Comecheques’, el Gran Hermano, las compras de chalecos y GPS para la Comisión de Tránsito, los nexos con las FARC, la compra de los radares chinos y de los helicópteros Dhruv, Petroecuador, la refinería, los Papeles de Panamá…

¿Y le alcanzarán cuatro años para investigar todo?
Nosotros hemos sido víctimas de persecución, por eso no buscamos hacer algo así. Pero sí se necesita una investigación seria de todos estos casos. En estos cuatro años no hubo una. (I)

La Ley de Comunicación debe ser derogada porque ha sido utilizada como herramienta de control a los medios que no son afines al Gobierno y de persecución política contra la oposición.